Llámanos gratis al 900 670 182

¿Has manchado tu Pummba? Don't panic!

Nivel fácil: has derramado café, zumo, té o esa cervecita fresca del domingo.

Easy-peasy! Solo necesitas un paño húmedo, nuestra tela antimanchas se encargará del resto.

La receta mágica:

    1. ¡No frotes la mancha! Antes de nada, absórbela con cuidado con un paño limpio y seco presionando la mancha.
      2. Repite el proceso hasta que hayas absorbido todo el líquido.
        3. Con un paño seco presiona la tela con pequeños movimientos circulares hasta que la mancha desaparezca.

Nivel medio: ¿a quién no se le ha caido nunca una copita de vino?

No temas, tiene solución:

    1. Seca la mancha con un papel presionando, sin frotar.
      2. Una vez seca, pon unas gotas de agua en la mancha.
        3. Frota con una pastilla de jabón haciendo movimientos circulares. Dar cera, pulir cera. Utiliza un jabón neutro, ¡del de toda la vida! No uses detergentes ni productos químicos fuertes. Si dudas, haz alguna prueba en una zona del sofá que no tenga mucha visibilidad para asegurarte de que no mancha la tela.
          4. Seca la mancha con un paño haciendo movimientos circulares.
            5. Aplica unas gotas de agua para eliminar el jabón.
              6. Seca la zona con papel absorbente, presionando la tela, sin frotar.
                7. Sírvete otra copa de vino, ¡y lleva cuidadito!

Nivel "cariño, los niños han pintado el sofá"

Este es fácil:

    1. Aplica unas gotas de agua encima de la mancha hecha con lápiz, rotulador, subrayador, etc.
      2. Con los dedos, esparce las gotas de agua por toda la mancha haciendo movimientos circulares, sin tocar la tela.
        3. Con un papel absorbente quita el exceso de agua.
          Nota: si la obra de arte la han hecho con un bolígrafo elimina la mancha siguiendo los pasos del nivel medio.

Nivel alto: ¿chocolate o salsa en tu Pummba?

Vamos a ello:

    1. Retira el alimento con una cuchara, intentando no presionar la tela ni esparcir la mancha.
      2. Pon unas gotas de agua en la mancha.
        3. Frota con una pastilla de jabón haciendo movimientos circulares. Utiliza un jabón neutro, ¡del de toda la vida! No uses detergentes ni productos químicos fuertes. Si dudas, haz alguna prueba en una zona del sofá que no tenga mucha visibilidad para asegurarte de que no mancha la tela.
          4. Seca la mancha con un paño haciendo movimientos circulares.
            5. Aplica unas gotas de agua para eliminar el jabón.
              6. Seca la zona con papel absorbente, presionando la tela, sin frotar. "