Llámanos gratis al 900 670 182

Sofás modulares, ¿son para ti?

Sofás modulares, ¿son para ti?

Hemos creado una pequeña guía para explicarte qué es exactamente un sofá modular y puedas decidir si esto de la modularidad es para ti o no. ¿Empezamos?



¿Qué significa que un sofá sea modular?


Puede parecer obvio pero los sofás modulares están diseñados por módulos. Cada componente tiene una o varias funciones y se pueden combinar de distintas maneras. Por ejemplo, en el caso de Pummba la pieza que usamos para los brazos y la que usamos para el respaldo es la misma, así como la pieza que utilizamos para el asiento es la misma que para el puff. Se trata de piezas muy simples que pueden combinarse de las maneras más sofisticadas. 


Este juego con los diferentes módulos se puede hacer sin necesidad de ninguna herramienta, simplemente moviendo los módulos y encajándolos fácilmente entre ellos. El sistema antideslizante es el encargado de que los módulos no se muevan cuando te lanzas en picado hacia ellos.


¿Qué diferencia hay entre un sofá modular y un sofá normal?


Los sofás normales tienen una única estructura central fija, lo que imposibilita cambiar su forma, por lo que tienes que evaluar bien que se adapte a tu espacio, ya que una vez en casa no habrá vuelta atrás. El sofá modular, como comentábamos antes, está formado por distintas piezas que encajan entre sí y pueden tener varios usos, según quieras. Por ejemplo, coger el respaldo y usarlo de almohada o como soporte para apoyar tus piernas mientras estás tumbado. 


Otra gran diferencia es que los sofás modulares, al componerse de piezas, caben perfectamente en una caja.  


Las maravillas del concepto sofá in-a-box


Si estás leyendo esto probablemente ya sepas que Pummba es el primer sofá in-a-box de España, es decir, te llega a casa en una caja, y esto tiene muchas ventajas, entre otras:


-Puedes subirlo fácilmente por el ascensor o por las escaleras, ya que el peso va repartido en cajas y no es una única pieza gigante que se atasca en el rellano.


-Te llega en 1 día por mensajería, sin tener que esperar meses en recibirlo. 


-Puedes devolverlo fácilmente, por lo que podemos ofrecer una prueba de 100 días. De esta manera sabrás que estás invirtiendo tu dinero en una opción que te guste de verdad, ya que si no es así solo tendrás que meterlo en la caja y devolverlo.


-Si te mudas podrás transportar tu sofá cómodamente de la misma manera.

 

¿Cuáles son las ventajas de un sofá modular?


Ya hemos dicho algunas de ellas, como lo fácil que es de montar y utilizar o la rapidez en la entrega gracias a poder dividirlo en paquetes más pequeños. Pero la cosa no se queda aquí, y es que la modularidad ofrece muchísimas ventajas:

 

Flexibilidad en tu día a día

Un sofá modular se adapta a tu día a día y a tus planes. Puedes moverlo y crear una forma diferente con él según vayas a cenar con tu pareja, echar unas partidas con tus amigos, ver películas con los más peques, o celebrar esa cena de cumpleaños que tanto te has currado. En todos esos escenarios podrás amoldar tu sofá para que se adapte a tus necesidades, y a tus invitados. Aquí te dejamos algunas formas en las que puedes colocar tu sofá:

 

 

Se adapta a tu familia y a tu hogar

Un buen sofá puede durarte muchísimos años, y ya sabemos que la vida es impredecible y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas. Lo bueno de los sofás modulares es que se adaptan a tu vida, puedes empezar con un sofá de 2 módulos para compartir con tu pareja y, en caso de que la familia crezca, añadir simplemente un módulo más, en lugar de tener que comprar otro sofá entero. 


Si te mudas a una casa más grande y quieres aprovechar el espacio puedes agrandarlo, o al revés. O si en tu caso los niños ya han volado del nido quizás quieras hacerlo más pequeño pero continuar con ese sofá que tanto te gusta. Tú marcas las reglas. 


Una manera fácil de invertir en un buen sofá 

Un sofá de diseño y de alta calidad es caro. Esto es un hecho. Pero si le damos importancia a esta pieza de nuestro hogar y queremos una solución a la altura de nuestras expectativas la modularidad puede ser una buena opción para conseguirlo poco a poco. Puedes empezar comprando 2 o 3 módulos y, conforme quieras, ampliarlo con más módulos, brazos, puffs, esquineras…hasta que hayas creado el sofá de tus sueños. 


Una manera de ser sostenible

 

Al comprar un sofá modular puedes fijarte en que la tela y el resto de los materiales sean sostenibles. Pero, además, en el caso de la modularidad, es el propio concepto el que resulta sostenible, ya que esta flexibilidad te permitirá conservar tu sofá el máximo tiempo posible, por lo que generarás menos residuos. 


Vamos, que ya sea por su practicidad, por el aspecto económico o por la flexibilidad, la modularidad es un win-win para ti y tu familia.